Para ellos: ¡aprende a erotizar los senos femeninos!

Secretos para acariciar una de las zonas más erógenas para la mujer!

Secretos para acariciar una de las zonas más erógenas para la mujer!

Secretos para acariciar una de las zonas más erógenas para la mujer!

Grandes, pequeños, redondos, en forma de gota… Más allá de sus formas y tamaños, los hombres sienten una increíble atracción por los senos femeninos.

Y muchas veces se lanzan sobre ellos, sin saber realmente cómo deben estimularlos! Es por eso que aquí queremos compartir con los chicos, los secretos para acariciar una de las zonas más erógenas de la mujer!

Comienzo suave… suave: en general, todas las mujeres  prefieren toques suaves cuando están menos excitadas, y más intensos a medida que aumenta la excitación. Es por eso, chicos, que deben ser muy cuidados al principio. Si estimulan los pezones en el momento equivocado, lo que van a ocasionar es dolor.

Círculos lentos: cuando tocan los pechos femeninos, deben hacerlo mediante un giro lento en espiral, dibujando círculos cada vez más estrechos hasta llegar a los pezones. La mayoría de los hombres se dirige a los pezones demasiado pronto.  Si giran lentamente alrededor de los pezones logran llevar la energía sexual hacia ellos.

Besos sensuales: la lengua está cargada de energía y una buena forma de excitar a tu pareja, es lamer el pezón, dar vueltas a su alrededor o chuparlo y besarlo. La erección y el abultamiento de los pezones son señal de que lo estás haciendo bien.

Gustos diferentes: a algunas mujeres, cuando ya están muy excitadas,  les gusta que les tiren con cierta energía del pezón, a otras lo que les gusta es que el pezón se hunda en la aréola, y  hay a quienes les encanta un ligero retorcimiento o un pellizco. Prueba todas las técnicas y alguna otra que se te ocurra. Estate atento a lo que ella te vaya diciendo o te vaya indicando con sus señales no verbales como respiración o movimientos de su cuerpo.

LEE TAMBIÉN  S.O.S: ¡Estoy saliendo con un chico virgen!

Ojo con tus dientes! Nunca muerdas! Una cosa es una caricia suave con los dientes y otra muy distinta un mordisco que puede dejar marcas y que suele ser doloroso. Un hombre que quiere ser un maestro en la caricia de los senos femeninos debe pensar que éstos son tan sensibles como sus propios testículos.

El tamaño no importa: el tamaño del pecho no influye en las caricias. No cometas el error de clasificar a las mujeres según el tamaño de sus senos y luego acariciarlos de acuerdo con la talla. Que sean grandes o pequeños no tiene nada que ver con su sensibilidad!

La mayoría de los hombres tienden a acariciar con brusquedad los senos grandes tan solo porque no pueden resistir sus deseos de poseerlos con las manos, sin darse cuenta de que cuando los estrujan y amasan están haciendo daño a su pareja.

Relacionados

La creatividad, el atributo más sexy Un estudio científico demostró que quienes cuentan con una personalidad creativa son más atractivos o atractivas a los ojos de los demás, y tendrían más chances de conseguir una pareja   L...
Sexo oral: ¿una práctica riesgosa? Los medios, especialmente los de Estados Unidos, comenzaron a difundir que esa practica sexual puede derivar en cáncer de lengua y garganta. Conoce aquí qué dicen los descubrimientos científicos. ...
Aprovecha la soltería para descubrir a la mujer qu... Si estas soltera, es una buena oportunidad para experimentar cosas nuevas, conocer qué te enciende, perfeccionarte como amante y hasta cruzar alguno de tus propios límites. Siempre que lo hagas respon...

Send this to a friend