Las 5 preguntas de sexo más frecuentes!

¿Qué piensan las mujeres? ¿Qué sienten? ¿Cómo contribuir a su crecimiento personal, afectivo y profesional? Con este objetivo por delante, la prestigiosa firma de cosméticos Yanbal, me invitó el mes pasado a dar una Conferencia en Quito, Ecuador. Así que una vez más, abrí mi Consultorio y todas las asistentes tuvieron la oportunidad de hacerme SU PREGUNTA, sobre Sexo!!!
Fue maravilloso estar junto a todas esas mujeres ávidas de saber más, para vivir a plenitud toda su sexualidad. Eran muchísimas las preguntas, por lo que tuve que agruparlas por temas y seleccionar las más recurrentes. Para serles muy honesta, las temáticas más populares no me sorprendieron, porque es lo que con mayor frecuencia me hacen en mis programas, en esta página web y hasta en la calle, cuando se cruzan conmigo.
Por ser tan populares creo que siempre se merecen un “revival”. Vamos entonces con las Top 5 de la sexualidad femenina.

Ale-Rampolla-00150a

1.    ¿Cómo hago para llegar al orgasmo?
“Cómo hago” o “cómo sé que he llegado a un orgasmo” es si acaso, la pregunta que me hacen con mayor frecuencia.
Así que aquí, en este repaso, les doy algunos tips para ayudarlas a alcanzar el Gran Oooh!

  • Durante la excitación sexual, contraigan deliberadamente los músculos de sus piernas, brazos, abdomen y pies. La tensión corporal a menudo facilita el orgasmo.
  • Contraigan sus músculos vaginales. Este movimiento ayuda a la excitación y las mantendrá enfocada en las sensaciones genitales.
  • Intenten aguantar la respiración por un momentito: inspiren y exhalen profundamente.
  • Déjense ir! “Actúen” su orgasmo. Muevan la pelvis. Digan palabras sexys en voz alta, para que ustedes mismas se escuchen.
  • Busquen el Clítoris!!! Esto es tanto para las mujeres como para los hombres! El clítoris es la llave que abre las puertas del orgasmo!!! Así que a buscarlo y estimularlo!!!

2.    ¿Por qué ya no tengo el mismo deseo sexual que antes?
La falta del deseo sexual en la mujer puede deberse a muchísimo factores, por lo que es vital que primero descartemos aquéllos de índole física, para poder tratarlos con un médico.
Los factores físicos son:
·    Desbalances hormonales; Drogas y/o alcohol; Fármacos
Una vez que se descartan, los  físicos, hay que revisar los factores psicológicos, entre los que se encuentran:
·    Enseñanzas negativas sobre la sexualidad.
·    Miedo a perder el control.
·    Miedo al embarazo.
·    Preocupaciones por la imagen corporal y la vejez.
·    Falta de atracción de por la pareja.
·    Depresión.
·    Cambios en el estilo de vida.
·    Conflictos matrimoniales.
·    Exceso de trabajo y de ocupaciones.

LEE TAMBIÉN  Siete razones para tener sexo...Hoy!!!

En fin, las causas psicológicas pueden ser muy variadas y es importante que cada mujer evalúe realmente qué le está pasando, que hable honestamente con su pareja, y de ser necesario, que pida la ayuda de un psicólogo o sexólogo.

3.    Mi pareja tiene problemas de erección: ¿será que no le gusto?
Son muchas mujeres las que se responsabilizan o culpan por los problemas de erección de sus parejas. Pero la realidad es que el 90 por ciento de  los problemas de erección masculina, llamada “disfunción eréctil” responde a causantes orgánicas que afectan el funcionamiento del proceso de erección.
Sin embargo, existen muchas variantes psicológicas que pueden también ocasionar dicha disfunción, ya que la actividad sexual requiere que el cuerpo y la mente trabajen en equipo.  El deseo sexual nace en el cerebro y este proceso mental deriva en respuestas físicas de los sistemas nervioso y circulatorio, indispensables para que se produzca la erección.  Si existen daños o bloqueos en cualquier fase de este proceso, la respuesta eréctil puede verse afectada.
Así que, chicas, antes de “dramatizar” el asunto y pensar que el “problema son ustedes”, hablen con su pareja cariñosa y honestamente, para que se anime a visitar a un urólogo y descarten cualquier causa física. Si no hay ningún impedimento fisiológico, pues será el momento de reanudar la conversación!

4.    ¿Existe el Punto G?
Cuánta desconfianza sobre la existencia del maravilloso Punto G! Y eso que en este caso no se trata de una cuestión de Fe…
La respuesta concreta es: SÍ, EXISTE EL PUNTO G. Y es una fuente de mucho placer para algunas mujeres!
¿Dónde está y cómo lo encuentran?
Para iniciar la búsqueda, deben estar previamente excitadas, ya sea que estén solas o con sus parejas… De lo contrario, seguramente, ¡no lo hallen! El Punto G se encuentra dentro del canal vaginal de la mujer, aproximadamente a unos cinco centímetros de la entrada (dos pulgadas), contra la pared anterior. O sea, que la mujer o su pareja, cuando ella esté bien excitada, deben introducir los deditos por la vagina y empezar a palpar la pared vaginal que da contra su abdomen… De repente, van a sentir un área corrugada o esponjosa. Felicitaciones!!! Han llegado! Ése es el punto G!

LEE TAMBIÉN  Temores masculinos a la hora del sexo

5.    ¿Duele el sexo anal?
Una pregunta infaltable en cuanta conferencia o programa que haga!!! El sexo anal es como que la GRAN TENTACIÓN,  que genera tanta curiosidad, como deseo y temor.
Efectivamente, uno de los mayores temores sobre el sexo anal, es que sea doloroso. Pero la realidad es que no tiene por qué ser doloroso; al contrario puede ser extremadamente placentero tanto para mujeres como para hombres.
Les dejo unos Tips para que se Tienten sin Dolor!
·    Relájense: Si tratan de forzar la entrada al ano muy rápido, van a generar dolor. Por eso, deben respirar profundamente y tratar de relajar los esfínteres anales.
·    Lubríquense: El ano no produce ninguna lubricación natural, por lo que deben siempre utilizar un lubricante artificial a base de agua, para no irritar el tejido anal.
· Mantengan el control: La persona que lo recibe debe siempre estar en control de la penetración, sobre todo durante el comienzo de esta.  La penetración debe ser lenta y suave.
·    Estimulen otras partes del cuerpo: la estimulación de clitoridiana o peneana combinadas con el juego anal pueden ser absolutamente explosivas.
·    Y SIEMPRE USEN PRESERVATIVO! Recuerden que por el sexo anal no es posible la fecundación pero sí pueden contraer enfermedades de transmisión sexual.

Relacionados

Cómo hablar con tus hijos sobre “La Primera vez!... “La primera vez” es uno de los momentos más significativos de nuestras vidas, cargado de ansiedades, fantasías y muchísima curiosidad. Y si es difícil hablar sobre “nuestra primera vez”, qué decir ace...
Placer entre sueños… El erotismo y la sexualidad no se detienen ni siquiera cuando dormimos. ¿Quién no recuerda, al menos, haber tenido algún sueño erótico? Algunos, pueden ser tan poderosos y tan reales que incluso, muje...
¡Bienvenidos! Durante años recibo emails diariamente de miles y miles de personas que me escriben por muchísimos motivos. Algunas buscan consultar a la Sexóloga, mientras que otras simplemente quieren compartir con...

Send this to a friend