Drogas y sexo: compañeros peligrosos!!!

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

Tomar la iniciativa, desinhibirnos, atrevernos a más, superar la timidez, no siempre es fácil cuando se trata de disfrutar del sexo…
Los prejuicios y miedos muy arraigados pueden boicotearnos antes y durante el encuentro, y muchas veces pensamos en acudir a sustancias para que nos liberen de tanta ansiedad… Y ahí es cuando empezamos a tomar decisiones muy peligrosas…
Veamos qué efectos tienen las  dos drogas más comunes como la marihuana y la cocaína, sobre nuestra sexualidad.

Marihuana: tiene efectos depresores y produce una cierta relajación física y mental, razón por la cual algunas personas insisten que la marihuana es útil para poder enfrentarse a la ansiedad, asociada a situaciones sexuales.  Sentirse desinhibido permite obviar los prejuicios sociales y los tabúes personales
Existen algunas ventajas relacionadas con su uso ocasional: se estimula el pensamiento erótico, disminuyen las actitudes agresivas, aumenta sentimientos sensuales y eróticos, altera la percepción del tacto y el tiempo, aumenta la receptividad a la actividad sexual, y provoca sentimientos de cercanía emocional e intimidad para personas de ambos sexos.  Sin embargo, estudios de laboratorio han encontrado que la marihuana reduce las sensaciones táctiles y alarga mucho el tiempo de los reflejos, factores necesarios para generar buena tensión sexual en el cuerpo y disfrutar a plenitud de la experiencia sexual.
El uso continuo de la marihuana, no obstante, suele resultar en desinterés generalizado por el sexo.  Esto sucede porque se inhibe la producción de hormonas masculinas (tanto en hombres como en mujeres), entre ellas la testosterona, que son las que se encargan de impulsar físicamente el deseo sexual.
En el caso de las mujeres, vemos claramente una disminución en la lubricación vaginal, lo que dificulta la penetración vaginal, volviéndola incómoda o dolorosa.  Fisiológicamente, puede suprimir la ovulación y facilitar irregularidades en el ciclo menstrual.  El hombre puede experimentar dificultades eréctiles y de eyaculación, y también ver reducida la producción de esperma, a la vez que se produce un mayor número de espermatozoides anómalos.   En el caso de la mujer embarazada, cabe señalar que altas dosis de marihuana pueden producir alteraciones en el embrión, retardo del desarrollo fetal, y aumento de la probabilidad de aborto espontáneo.
La fertilidad se ve afectada en ambos sexos!!!

LEE TAMBIÉN  ¿No hablas de sexo con tu pareja? Conoce las desventajas de no hacerlo

Cocaína: Tal vez, sea una de las sustancias que más fama tiene de ser capaz de aumentar la excitación y la respuesta sexual.  Pero si bien es cierto que muchas personas la aclaman como estimulante sexual, también sabemos que provoca disfunciones sexuales.

La cocaína estimula el sistema nervioso central, pudiendo facilitar de manera muy eficiente la transmisión de los mensajes nerviosos.  Sus efectos eufóricos, que le han valido su “fama” de provocar el impulso sexual, pueden cambiar la percepción de uno mismo y de las propias experiencias o interacciones sexuales.  Pero, por otra parte, una vez que la euforia pasa, se produce una profunda depresión. Las disfunciones sexuales más comunes como consecuencia del uso de la cocaína son, en el caso de los hombres: dificultades eréctiles, disminución marcada en el deseo sexual, y una importante incidencia de priapismo (erección mantenida y dolorosa) como consecuencia del consumo de la coca.  En el caso de la mujer, la respuesta orgásmica se ve seriamente afectada.

Así que busquemos la desinhibición y el disfrute en nosotros mismos! Y podemos ayudarnos a sentirnos más relajados con una rica conversación, con respiraciones tranquilas y profundas, disponiendo el mejor escenario (velas, aromas, sábanas suaves), haciéndonos unos sensuales masajes y por supuesto, con una superlativa y prolongada previa!!!
El sexo es demasiado rico como para no vivirlo a total conciencia, no creen?

Relacionados

¿No hablas de sexo con tu pareja? Conoce las desve... Es real; nos cuesta muchísimo conversar sobre sexo con nuestro novio o marido, pero el precio que se paga por ello es carísimo. ¿Estás dispuesta a correr ese riesgo? Distanciamiento emocional y se...
Sexo: un juego de adultos Siempre escuchamos eso de que una pareja a largo plazo es la tumba del amor, capaz de apagar hasta el último halo de pasión. Aquí ponemos fin a ese mito. Se puede vivir el sexo de manera sublime c...
¡Seis mitos sexuales que debemos desterrar! Estamos en pleno siglo XXI, pero sorprendentemente aún somos víctimas de mitos sexuales que heredamos de la época de nuestras bisabuelas. Y como todo mito, son falsos; pero los seguimos sosteniendo a ...

Send this to a friend