¡Alcanza el Gran Oooh con inteligencia!

Son muchas las mujeres a las que el Gran Oooh! se les hace esquivo. De hecho, son taaantas, que casi un tercio de ellas no puede llegar al clímax durante el encuentro sexual. Para algunas, esto puede ser una fuente de profunda decepción y sensación de fracaso, ocasionado frecuentes problemas en la pareja.
Son pocos los casos en los que la ausencia de orgasmo obedece a causas físicas, y un estudio realizado recientemente  por el King’s College de Londres, apunta a que la clave del orgasmo está en el plano mental y no el físico.

Inteligencia-emocional

Dicha investigación concluyó que las mujeres con mayor inteligencia emocional, obtienen más orgasmos durante el sexo. ¡Y esto es una buena noticia! Porque significa que alcanzar el placer sexual depende de nosotras y de la manera en que vemos la vida y encaramos los problemas.

La inteligencia emocional no se relaciona con ser una “luz en matemática”, o una “rantoncita de biblioteca”.
La inteligencia emocional se define como la capacidad de identificar los sentimientos propios y ajenos; y la habilidad para manejarlos. Es decir, se relaciona con nuestra habilidad para entender qué nos pasa y poder ponernos en el lugar de los demás.
Según Tim Spector, investigador del King’s College, “los resultados del estudio, demuestran que la inteligencia emocional es una ventaja en muchos aspectos, principalmente en la cama”. ¿Por qué? Porque esta investigación reveló una asociación importante entre inteligencia emocional y la frecuencia del orgasmo durante la masturbación y las relaciones sexuales.
Este estudio de hecho, viene a corroborar lo que Alessandra nos repite constantemente cuando le preguntamos cómo hacemos para alcanzar el orgasmo, porque apunta precisamente a mejorar nuestra inteligencia emocional:

  • Dejémonos ir, relajémonos.
  • Estemos atentas a nuestras sensaciones, identifiquemos nuestros sentimientos.
  • Comuniquémosle a nuestras parejas qué nos gusta y cómo nos gusta.
LEE TAMBIÉN  ¡Bienvenidos!

La autora principal del estudio, Andrea Burri, fue en la misma dirección al asegurar que: “la inteligencia emocional parece tener un impacto directo sobre el funcionamiento sexual de la mujer al influir en su capacidad de comunicar sus expectativas y sus deseos sexuales a su pareja.”
Y para que puedan ir trabajando en su inteligencia emocional, les dejamos algunos consejos para que vayan incorporando: no sólo las ayudará a sentirse más plenas sexualmente, sino que las hará más felices en su vida cotidiana.

  • Dile no al estrés: cuando estamos preocupadas, disminuye nuestra capacidad de pensar, nos “embotamos”, ¿verdad? Así que cuando te sientas en una situación que te estresa, tómate un tiempito para tranquilizarte y calmarte; luego pensarás más clarito y mejor. Esto en el plano sexual, se traduce en que si te sientes nerviosa o ansiosa, te des un momentito para relajarte, dejar que te acaricien, siente… Saca los pensamientos negativos de tu cabecita y entrégate a las sensaciones placenteras.
  • Conéctate con tus emociones: está consciente de cómo te sientes y de la manera en que tus pensamientos influyen en tus emociones. En el plano sexual esto implica que si estás pensando  “estoy gorda y horrible”; “no hice todavía la cena”; “nuevamente no siento nada”; pues está claro que es bien difícil que estos pensamientos te conduzcan al orgasmo. Conéctate con el aquí y ahora… con esa caricia, con los sonidos suaves, con el hecho de dar y recibir placer y amor.
  • Comunícate de manera apropiada: esto se refiere a que no sólo se trata de decir las cosas, sino a saber decirlas. En el plano sexual: No es lo mismo que le digas a tu pareja: “Así no, no me gusta, me haces daño, no sabes nada”; a que le digas: “¿Y si me tocas así?” o  “Me encantan cuando me besas de tal manera”. Hazle saber exactamente qué deseas, pero de una manera amorosa, sin enojos ni reproches.
  • Buen humor: ponle la mejor cara a la vida. Es verdad, hay problemas difíciles, pero en la mayoría de los casos, solemos ver las cosas peores de lo que son. En cuando al sexo… es algo serio, pero no taaaanto… Anímate a divertirte con tu pareja, pásenla bien cuando hagan el amor. Recuerda que no siempre tienes que ser la “erótica y sensual” protagonista de una Triple X.
  • Sé positiva a la hora de resolver los conflictos: concéntrate en la manera en que los puedes resolver, no solamente en que “tienes un problema”. En cuanto a tu vida sexual, y específicamente en relación a los orgasmos, recuerda que tu prioridad es pasarla bien, conectarte con tu pareja y atreverte a sentir. Si viene el Gran Oooh, fabuloso!!! Y si no, también estarás satisfecha, porque habrás pasado un momento bien rico. Con esta actitud, ¡el Gran Oooh no tardará en llegar!
LEE TAMBIÉN  Erotismo de película!

Relacionados

El alcohol y el sexo: una mala pareja!!! “Luego de un par de vinito, o con unos traguitos encima, disfruto mucho más del sexo!”. ¿Cuántas veces no has escuchado a alguien decir esto, o simplemente lo has pensado tú? Muchos suelen pensar...
¡5 Mitos que lo vuelven prohibido! El juego sexual más tabú de los que se practican comúnmente es, sin lugar a dudas, el anal. Ya decirlo sonroja o genera suspicacia. Durante mucho tiempo ha sido fuente de incomodidad y vergüenza socia...
Sexo después del embarazo… Las 7 dudas más comunes… respondidas!!! Ciertamente, el dar la bienvenida a un bebito cambia drásticamente la vida de sus padres.  Y esto se extiende, por supuesto, al ámbito sexual, así que todas la...
loading...
  • Juan Carlos Molina

    Hola soy Juan carlos, quisiera dar mi opinion con respecto al tema desde la parte del hombre y según mi punto de vista, * la pareja tiene que soltarse por completo y dejar todos los prejuicios de lado, el hombre debe encargarse de recorrer cada centímetro del cuerpo de la mujer con caricias, besos, mordiscos y lo que se presente para descubrir cada vibración, cada punto de excitación, y la mayoria de los hombres no lo hacen, yo he llegado a la conclusión que el peor problema de las mujeres que no llegan a tener un orgasmo es culpa del hombre, hay muchos que se ocupan sólo de ellos y no de la mujer como debería hacerse,

Send this to a friend