Secretos para alcanzar el Gran Oooh!

“Un cosquilleo”… “una pequeña muerte”… “un ataque epiléptico”… “sublime pérdida de conciencia”… “tortura exquisita”… son algunas de las maneras en que algunas mujeres describen sus experiencias orgásmicas…

El-Gran-Ooh

Más allá de la manera en algunas que describimos al “Gran Ooooh”, para muchas mujeres esta sensación sigue siendo un gran interrogante, pues simplemente, nunca han alcanzado el clímax.

A pesar de que en las películas nos muestran a las heroínas exultantes de placer, la realidad es que para las mujeres no es tan fácil alcanzar el clímax  como en el caso de los hombres. Y como nuestro orgasmo no es indispensable para la reproducción, pues muchos médicos no le han prestado la debida atención al tema; descuidando lo importante que es para nuestra salud integral.

¿Qué es el Orgasmo?

Desde el punto de vista científico, es la liberación física de la tensión sexual que se genera en el cuerpo durante la fase de excitación. Podemos identificar esta etapa por varias evidencias físicas:

  • La vagina se lubrica.
  • Hinchazón de la vulva.
  • Agitación de la respiración.
  • Aceleración del ritmo cardíaco.

Todo esto genera una gran presión sanguínea al área genial. El orgasmo se produce justo en el momento en que el cuerpo reduce de golpe esta presión sanguínea. El espasmo de la sangre volviendo al cuerpo y la descarga de la presión muscular que le siguen, conducen al “Gran Ooooh”.
Es decir, el orgasmo llega después de un estado de máxima excitación!
La sensación es tan intensa y única que una vez que lo hemos experimentado, desparece la necesidad de definirlo.

¿Qué hago para lograr un orgasmo?

Todo suena maravilloso ¿pero qué hay de todas las mujeres que aún desconocen de qué se trata? ¿O que jamás lo han alcanzado con sus parejas?
Para que puedan experimentar uno de los más exultantes, sino el “Más” exultante y delicioso de los placeres que nuestro cuerpo puede brindarnos, aquí les pasamos unas sugerencias y ejercicios. Presenten atención, que nuestro camino hacia el “Gran Ooooh” ha comenzado!

LEE TAMBIÉN  Método del ritmo: qué confusión!

Secreto 1: Practica a solas!
Masturbarnos a solas abre las puertas a esta sensación única! Es importante que estés tranquila, sin temor a ser interrumpida. Piensa en algo que te excite y empieza a explorar tu cuerpo. Para algunas mujeres, la masturbación es algo tan natural, que la practican desde niñas. Si no es tu caso, déjate llevar por tus sensaciones y tus necesidades!

Secreto 2: Contrae tus músculos.
Durante la excitación sexual, contrae deliberadamente los músculos de tus piernas, brazos, abdomen y pies. La tensión corporal a veces es una respuesta automática y el aumento voluntario de ella a menudo facilita el orgasmo.
Contrae también tus músculos vaginales. Este movimiento enaltece la excitación y te mantendrá enfocada en las sensaciones genitales.

Secreto 3: Las mejores posturas
Una posición que favorezca la fricción puede ayudarte a alcanzar el orgasmo cuando durante la penetración. Ponte arriba de él, por ejemplo, de manera que la parte superior de tu clítoris  roce directamente con el hueso púbico de tu pareja. O ponte de espaldas, con un almohadón debajo de tus glúteos.

Secreto 4: Controla el movimiento
Durante la penetración, es muy posible que tu pareja esté muy entusiasmada y se deje llevar por su propio ritmo, que tal vez, no sea el que tú necesitas ahorita.
Aquí, toma la iniciativa e impone el tuyo, durante un momento. Cierra los ojos, y como si estuvieses a solas masturbándote muévete de la manera que te dé más placer. A muchos hombres les encanta sentir que los transformamos en “instrumentos de nuestro propio placer” y los excita aún más saber que nos dejamos llevar por nuestras propias sensaciones!

Secreto 5: Piérdete en una fantasía.
Si estás sola, piensa en eso que te ha excitado muchísimo. Y si estás con él, también!  No te enrolles pensando que  deberías “estar pensando en él”. Dale rienda suelta a tu imaginación y libera tu orgasmo!

Secreto 6: Juega con la respiración!
Intenta aguantar la respiración por un momentito; respira profundamente para que te ayude a relajarte y sentir tus sensaciones. Puedes usar tu respiración para canalizar tu energía sexual, incrementando el placer.

LEE TAMBIÉN  Sexo oral: ¿una práctica riesgosa?

Secreto 7: Practica tus Kegels!
Así como ejercitas tus glúteos, piernas y abdominales para lucir espléndida, debes ejercitar tus músculos vaginales para un espléndido Ooooh!. Se trata simplemente de contraer y relajar los músculos pubocoxígeos.  Para identificarlos, la próxima vez que vayan al baño a orinar, intenta detener el flujo de orina a mitad por unos segundos.  Ese movimiento de contracción y relajación lo vas a repetir cuando NO estés orinando.  Las contracciones pueden variar entre rapiditas y sostenidas.  Comienza haciendo 100 repeticiones diarias… todos los días, todos los días, todos los días.

Secreto 8: Retrasa el placer!
¿Quieres un verdadero Gran Ooohhhh? Entonces, cuando sientas que estás ahí a puntico de caramelo, relájate y déjalo pasar… Hazlo unas dos o tres veces… Y a la cuarta vez que sientas que llega, pues entonces prepárate a vivirlo en una mayor dimensión. Explosivo!!!

Secreto 9: Déjate ir!
“Actúa” tu orgasmo. Mueve la pelvis. Di palabras sexys en voz alta, para que tú misma te escuches.

Secreto 10: Busca ayuda.
Si no estás teniendo orgasmos, siempre es importante consultar a un médico lo antes posible. Si bien no es frecuente, puede haber causas físicas para tu problema, y es necesario que un profesional te haga un diagnóstico.
Además, algunos medicamentos como los anti-depresivos, pueden incidir en tu placer sexual. Si estás tomando alguna medicina nueva, y sientes que tus orgasmos ya no eran como antes o directamente, ya no puedes alcanzarlos, no dejes de ir a tu médico y plantearle lo que te está pasando.

Secreto 11: Explora tus zonas erógenas!
No te concentres únicamente en tu vulva. Explora diferentes zonas erógenas: senos, cuello, costados, muslos, vientre bajo, etc.

Secreto 12: Relájate!
Se ha comprobado que el estrés tiene una alta incidencia en el deseo sexual. Y obviamente, una baja en el deseo (en la libido) disminuye las oportunidades de alcanzar el orgasmo.
Así que cuando estés en la intimidad con tu pareja, deja del otro lado de la puerta a tus problemas cotidianos. Éste es TU MOMENTO! No hay nada más importante!

Relacionados

Temores masculinos a la hora del sexo Pareciera que las Reinas del Drama a la hora de ir a la cama, siempre somos nosotras. Y reconozcámoslo: solemos ser un tanto dramáticas. “No quiero que me vea desnuda”, “Hoy estoy hinchada”, “Me duele...
Geles: nuevas y ricas sensaciones! Que vivan los geles! A nosotras nos encantan y nunca dejaremos de recomendarlos!!! Generalmente los asociamos al sexo anal o cuando hay sequedad vaginal, pero no sólo tenemos que usarlo para resolver...
Seis libros súper hot que alimentarán tus fantasía... Mientras que las fanáticas de la trilogía las Cincuenta Sombras de Grey cuentan los días para que se estrene la película, aquí les compartimos una lista de libros eróticos que les harán levantar tempe...

Send this to a friend