Reconstrucción mamaria: recuperando la salud física y emocional

En nuestra cultura, los senos son vistos como símbolos de la belleza y sensualidad femenina. Por eso, las mujeres que padecen cáncer de mama, aparte de tener que lidiar con el estrés emocional que genera esta enfermedad y su tratamiento, se enfrentan al temor y a la angustia de perder lo que consideran uno de sus mayores atractivos.
Entonces, es muy importante que sepamos que podemos optar por la Reconstrucción mamaria (RM), una cirugía que hoy por hoy, es considerada parte del tratamiento integral del cáncer de mama, ayudándonos a la recuperación emocional, mientras transitamos por este momento tan difícil.  Esta cirugía reconstructiva puede realizarse tiempo después de la mastectomía (la remoción parcial o completa de una o ambas mamas), pero lo que muchas mujeres desconocen es que también se la pueden practicar el mismo día en que les remueven el tumor.
Universo Alessandra consultó al doctor Pablo Sánchez Saizar, cirujano plástico argentino, especialista en  Reconstrucción Mamaria, para que nos dé respuestas a nuestras inquietudes y temores más comunes sobre este tipo de intervenciones.

Nota-Breast

Por Pablo Sánchez Saizar, cirujano plástico (http://www.pablosanchezsaizar.com.ar/esp.htm)

Ayudando a la recuperación emocional

La reconstrucción de mamas puede hacerse en forma simultánea o diferida a la mastectomía.
En el caso de la reconstrucción simultánea, hay dos equipos médicos en quirófano: el oncológico que extirpa la zona afectada por el cáncer; y el reconstructivo, que recrea el volumen mamario.
Las pacientes que  optan por hacerla de manera inmediata, refieren una mejor recuperación psicológica, ya que no ven las consecuencias físicas de la remoción del seno.
El otro gran beneficio de la reconstrucción simultánea, es que se practica una mastectomía menos cruenta, porque se conserva una gran proporción de la piel, lo que redunda en un mejor resultado estético, porque la mama reconstruida se asemeja más a la normal.
De esta manera, la mujer no tiene secuelas físicas tan evidentes que le recuerden el trance por el que ha atravesado. Y por consiguiente, también las secuelas psicológicas son menores, y es sabido el importante rol que juega el factor emocional en la recuperación y cura del cáncer de mamas.
Por esta razón, le aconsejamos a todas las mujeres que tienen que someterse a una mastectomía, que le planteen a sus oncólogos la opción de practicarse una RA de manera inmediata. No sólo se trata de un factor estético, sino que de esta manera disminuyen el impacto psicológico, lo que indudablemente colabora en la recuperación integral de la enfermedad.

LEE TAMBIÉN  S.O.S llega el verano!!!

Sin embargo, algunas mujeres prefieran optar por una reconstrucción diferida, es decir, tiempo después de la mastectomía. Aunque recomendamos la simultánea, ésta es una mejor opción en el caso de aquellas pacientes que necesiten radiación en el área después de la remoción del tumor.

Las decisiones sobre el tipo de reconstrucción y el mejor momento para realizarla dependerán de la situación médica de cada mujer y de sus preferencias personales. La RM no es un procedimiento complicado, y la mayoría de las pacientes es candidata para esta operación. Son pocas las excepciones, y generalmente se relacionan con el estado avanzado de otras enfermedades o de un mal estado general de salud.

Tipos de cirugías reconstructivas

Existen varios tipos de cirugías reconstructivas. En algunas se usan implantes de agua salina (agua con sal) o de silicón, mientras que en otras se usan tejidos de otras partes de su cuerpo (zona abdominal o dorsal).
Una de las dudas más comunes sobre los implantes es sobre sus efectos en el tratamiento del cáncer o como causantes de la aparición de un nuevo tumor. La realidad es que en la actualidad no hay relación que demuestre ningún efecto adverso, pero hay que tener en cuenta que los implantes puede que no duren toda la vida, y en un futuro haya que realizar una nueva cirugía para reemplazarlos.
La reconstrucción con tejidos propios, que no requiere de implantes, es una mejor opción para las mujeres que se realizan la RM después de la radioterapia, porque los efectos de este tratamiento oncológico se asocian a un aumento de complicaciones locales relacionadas con las prótesis, como contractura capsular, infecciones y extrusión (rechazo del implante).
Las principales ventajas de este tipo de procedimiento son  resultados naturales, duraderos en el tiempo, y una mejoría en el aspecto general de la silueta, ya que se sacan tejidos de otras zonas del cuerpo, como de la región abdominal, haciendo que la mujer luzca más delgada, al mejorarle el contorno corporal. Como contraparte, hay que considerar que se trata de una cirugía mayor, por lo cual los tiempos quirúrgicos y de recuperación son prolongados.

LEE TAMBIÉN  El ejercicio físico al alcance de todos

¿Cómo afectan la quimioterapia y radioterapia a la RM?

La quimioterapia generalmente no interfiere en la elección del tipo de RM, pero exige una planificación cuidadosa en cuanto al momento de realización.
La radioterapia disminuye la calidad de la piel resultante, lo cual habitualmente dificulta la RM, por lo que se recomienda en estos casos la elección de técnicas con tejidos propios.

¿Es posible que la Reconstrucción mamaria oculte la aparición de un nuevo tumor?

Según la American Cancer Society, los nuevos estudios muestran que la RM no provoca el regreso de la enfermedad; y en caso de que el cáncer recidiva o recaiga, no implica ningún problema para que se realicen tratamiento de radiación o quimioterapia.
Las mujeres que opten por la RM deben saber que esta reconstrucción no es un Riesgo para su salud, ya que no esconde ni predispone a la reaparición del cáncer de mamas.

El impacto sexual de la reconstrucción del seno

Es importante destacar que la reconstrucción de la mama restablece la forma, pero no la sensibilidad del seno. Con el transcurso del tiempo, la piel del seno reconstruido puede recuperar algo de sensibilidad, pero probablemente no se sentirá el mismo placer que se experimentaba antes de la mastectomía. Sin embargo, esta intervención ayuda a que las  mujeres estén más cómodas con su cuerpo, y como consecuencia, a que aumente su nivel de autoestima.
Las investigaciones recientes reportan una buena noticia: en un lapso de un año después de la cirugía, la mayoría de las mujeres con cáncer de seno, detectado en etapas tempranas, logra un buen ajuste emocional y satisfacción sexual. Y mantienen una calidad de vida similar al de las mujeres que nunca han padecido cáncer.

Relacionados

Cuídate a ti misma, el propósito para este 2015 ¿Ya estuviste pensando en tus intenciones? Para el próximo año te propongo que te concentres en tu bienestar y calidad de vida por sobre todas las cosas. Enfócate en cuidar de tu cuerpo, mente y e...
Las fiestas: esa irresistible tentación Estrategias para no romper la dieta En todo plan alimentario se debe programar y pautar un permitido semanal. Este permitido es una porción controlada de algún alimento no diet que elijas junto a tu ...
Para sentirte cómoda con tu cuerpo al desnudo Desvístete y mírate frente a un espejo. Encuentra cosas positivas que asociar con cada partecita de tu cuerpo.Aventúrate a caminar desnuda dentro de tu casa o apartamento, así te habitúas a tu desnude...

Send this to a friend