Las conductas que nos engordan

¿Por qué no puedo bajar de peso? ¿Qué estoy haciendo mal? Por más que me sacrifico, no puedo amigarme con la balanza.
¿Cuántas veces no has dicho esto? Lo que debes saber es que no todo pasa por las calorías, también hay conductas que engordan! En esta nota, la Lic. Cristina Sierra Álvarez te da las claves, para que las descubras y puedas resolverlas.

Conductas-que-engordan

  • Estrés y ansiedad: la tensión nerviosa genera un círculo vicioso, en el que sube el cortisol  “hormona del estrés”, y  disminuye a nivel cerebral la serotonina  “hormona del placer”. Esto nos dispara la necesidad de comer cosas dulces, ya que cuando comemos carbohidratos se libera en el cerebro serotonina. Sugerencia: Trata de evitar exponerte a situaciones estresantes, discusiones. Practica yoga, meditación, actividades que te ayuden a enfocarte en el tratamiento y reduzcan tu nivel de stress. Consumir frutas y en especial banana, cereales integrales y legumbres, carnes blancas  y lácteos descremados te aportan triptofano y magnesio, precursores de la síntesis de serotonina.
  • No dormir la cantidad de horas necesarias: la falta de sueño está relacionada con la reducción en los niveles de leptina. La leptina es una hormona que regula el apetito y el peso, informando al cerebro cuánta energía queda disponible en el cuerpo. Cuando falta leptina el cerebro pierde noción de cuanta energía de reserva se tiene realmente. Se descubrió que las personas que duermen cuatro horas o menos de noche son 73% más propensas a la obesidad, debido a los efectos de las hormonas del apetito. Sugerencia: Procura dormir al menos 7 horas diarias.
  • Comer rápido – Picotear: una persona que come rápidamente no disfruta de su comida y tampoco se permite sentir saciedad. Quien se sienta a comer con hambre,  se levantara de la mesa con hambre ya que su cerebro necesita de 20 minutos para enterarse que ha finalizado su comida. Sugerencia: come sentado, prepárate 1 caldo ó 1 sopa de vegetales 20 minutos antes de tus almuerzos y cenas. Come despacio.
  • Sedentarismo: una persona sedentaria tiene, generalmente, un bajo gasto metabólico, lo que con el tiempo se traduce en ganancia de peso. Sugerencia: realiza 30 minutos diarios como mínimo de cualquier actividad aeróbica.
  • Saltear comidas: lo recomendado es comer cada 4 horas, esto estimula el gasto metabólico que te permitirá un descenso de peso gradual sin malestar y ni atracones. Sugerencia: respeta las 4 comidas diarias obligatorias. Planifica tu comida cuando sepas que vas a estar muchas horas fuera de tu casa ó cuando sepas que se te va a atrasar alguna de tus ingestas. En este caso puedes agregar una colación ó tentempié: frutas, yogures descremados, gelatina de dieta con frutas etc…
  • Exceso de sal: la sal es un retenedor de líquido excelente, evita agregarle sal a las comidas una vez servidas. Sugerencia: no lleves el salero a la mesa ya que muchas veces esta es una conducta automática, le agregamos sal a las comidas antes de probarlas.
  • Poco líquido: si no consumes el liquido suficiente, tus riñones no trabajarán adecuadamente y entonces no podrás eliminar los líquidos adecuadamente. Sugerencia: ingiere por día 3 a 4 litros de líquidos totales: infusiones, caldos, gelatina de dieta, bebidas 0% de azúcar, etc. Así, evitarás constiparte y retener líquidos.
LEE TAMBIÉN  ¿La belleza se encuentra en la delgadez?

Relacionados

Olor corporal: los alimentos que debemos evitar Te mostramos cuáles son esos que no deberíamos consumir, o que necesitaríamos ingerir de forma moderada, si queremos oler bien rico, ¡especialmente cuando  tenemos una cita planeada! Los alimentos...
¡Cazuelita para el frío! El frío es uno de los principales enemigos de nuestra silueta; no sólo porque usamos más ropa y tenemos la posibilidad de ocultar esos kilitos demás, sino que nos provoca comer alimentos que nos den c...
Programa tu día con una rutina saludable Con simples cambios en tu vida cotidiana puedes generar grandes cambios en tu calidad de vida. Incorpóralos día a día y comprueba los resultados en tu cuerpo y en tu ánimo. Verás que pronto te sentirá...

Send this to a friend