Cirugías de contorno corporal: en busca de la imagen deseada

Llegar a un peso saludable, encontrarnos a gusto con nuestro cuerpo y disfrutarlo a plenitud, para muchos implica emprender un largo viaje, lleno de dificultades y sacrificios,  que puede tomar años, incluso décadas. Aquellas personas que consiguen un descenso de peso masivo, ya sea que lo hayan hecho con dietas, ejercicios o una cirugía de  bypass gástrico, han alcanzado el que tal vez sea uno de los mayores logros de sus vidas.

Pero el hecho de subirse a la báscula y ver con satisfacción que señala el peso deseado, no siempre es el final del camino. Hemos ganado en salud, no hay dudas… pero el espejo no nos devuelve la imagen que deseamos.

Afortunadamente, la medicina nos ofrece soluciones. El doctor Pablo Sánchez Saizar, uno de los precursores en América Latina en el campo de la cirugía reparadora, nos explica en qué consiste, despejando todas nuestras dudas para que demos en forma segura y consciente este último gran paso hacia nuestra conquista del bienestar y la salud.

Por Pablo Sánchez Saizar, cirujano plástico (http://www.pablosanchezsaizar.com.ar/esp.htm)

Jefe de Cirugía Plástica de OCMI (http://www.ocmi.com.ar)

Hace unas pocas décadas, era poco frecuente encontrar personas que protagonizaran descensos masivos de peso. Esta situación comenzó hacerse más cotidiana, a partir del surgimiento de las cirugías bariátricas, que les permiten a los pacientes reducir más del 50 por ciento de su excedente, lo que en muchos se traduce en decenas de kilos.

Esta realidad trajo aparejado un nuevo problema: las personas se sienten muy contentas con los logros alcanzados, pero algunos se encuentran muy desconformes con su imagen corporal, hasta el punto de que hay quienes afirman que se veían mejor con su aspecto anterior.

LEE TAMBIÉN  El ejercicio físico al alcance de todos

Para brindar soluciones a estos pacientes, nació una nueva especialidad en el campo de la cirugía reparadora: la cirugía de contorno corporal,  que incluye técnicas y procedimientos innovadores para quitar los excedentes de grasa y de piel, y restaurar el contorno, la proporción del cuerpo, así como la tonicidad de la piel.

Planificando las cirugías.

Aunque las zonas afectadas del cuerpo después de un descenso masivo de peso, varían de personas a persona, las más frecuentes son el abdomen, brazos, piernas y mamas.

Los médicos aconsejamos que este tipo de intervenciones se realicen una vez que la persona alcance el peso deseado. En el caso de aquéllos que se practicaron una cirugía bariátrica, esto sucede entre los 12 y 18 meses.

Algunos pacientes pueden requerir más de una cirugía reparadora, pero es importante tener en cuenta de que no es conveniente realizar todas las correcciones quirúrgicas al mismo tiempo.

Se aconseja comenzar por el abdomen, ya que además de esta área, se mejoran indirectamente otras zonas, como la cintura, el tronco y la espalda.

En una segunda fase, se sigue con la cara interna de los muslos, para luego terminar con las mamas y brazos.

Como son intervenciones de cierta complejidad, no es conveniente combinarlas entre sí; sino dejar un lapso de dos y tres meses entre cada una. Deben practicarlas profesionales especializados en el área de cirugía de contorno corporal y tienen que realizarse en sanatorios altamente calificados, que garanticen la seguridad integral del paciente, así como un óptimo cuidado post-operatorio.

Expectativas realistas, resultados satisfactorios.

A la hora de decidir realizarnos una cirugía de contorno corporal, la clave para lograr la mayor satisfacción personal es plantearnos expectativas realistas. Es importante reconocer que lograremos una plena mejoría en nuestro aspecto, pero no la perfección.

LEE TAMBIÉN  Tips para un desayuno rápido y fácil de preparar, ¡pero súper nutritivo!

La intervención se diseña para que las cicatrices queden lo más escondidas posible, pero hay que hay que saber que no es factible quitar grandes excesos de piel  y grasa, sin que éstas sean visibles.

Es necesario recalcar que estas cirugías tienen el objetivo de mejorar el contorno corporal, pero no deben considerarse como un método para bajar de peso.

El período de recuperación varía de una persona a otra, y hasta retomar la vida cotidiana pueden transcurrir entre 15 a 20 días.

Otra de las variables a tomar en cuenta, al igual que en cualquier procedimiento estético, es que los resultados no duran para siempre. La edad, la fluctuación del peso, la gravedad, y la exposición al sol son factores que afectan la tonicidad de la piel.

Una nueva imagen corporal.

Los mejores resultados de la cirugía de contorno corporal se ven en los pacientes que han alcanzado su peso ideal.

En la mayoría de los casos, quedan muy satisfechos y experimentan cambios  importantes en sus vidas, tanto en lo físico como en lo psicológico.

Estas intervenciones son el cierre de un ciclo que para muchos comenzó años atrás. Es indudable que los beneficios son enormes: aumentan su auto-estima, mejoran la forma de relacionarse con su entorno, se reconcilian con su imagen corporal y sobre todo, ganan en salud, pudiendo disfrutar de una vida absolutamente normal.

Relacionados

Olor corporal: los alimentos que debemos evitar Te mostramos cuáles son esos que no deberíamos consumir, o que necesitaríamos ingerir de forma moderada, si queremos oler bien rico, ¡especialmente cuando  tenemos una cita planeada! Los alimentos...
Ashley Graham: de modelo curvy a top y role model Chica de tapa de Vogue UK en enero y del número de trajes de baño de Sports Illustrated del año pasado, esta bella e inteligente mujer reivindica las curvas y la diversidad de los cuerpos Varias f...
El gran muro de… ¡la vagina! Jamie McCartney, escultor inglés, realizó un mural en el que plasmó 400 vaginas. ¿Su objetivo? Terminar con la falsa percepción de que todas deberían lucir de determinada manera y despertar conciencia...

Send this to a friend