Un arte amatoria que ellos adoran…

A ellos les encanta y para nosotros es un excitante placer poder brindarlo. ¿A qué nos referimos? Pues al sexo oral! Cuando se lo practican al hombre se llama felatio; y cuando lo reciben las mujeres se denomina cunnilingus. ¿Cómo convertirnos en verdaderas maestras en este arte amatoria? Aquí les damos las claves!

Arte-amatorio-para-sexo-oral

Tal vez, el mejor modo de pensar en el sexo oral es como una masturbación a la que se le añade el lamer y el chupar. En otras palabras, mientras que la boca de la mujer es ideal para estimular la cabeza del pene, las manos suelen ser más eficaces para estimular el tronco del pene y los testículos. La combinación de chupar, lamer y acariciar puede ser exquisitamente pla¬centera.

  • Para lamer, la parte inferior del glande, o frenillo, suele ser el punto más sensible, aunque la mujer debe explorar los genitales del hombre de un extremo a otro y con detenimiento.
  • No se olviden de lamer y apretar ligeramente sus testículos.
  • Estimulen el “punto G masculino” presionando y masajean¬do con la lengua entre sus testículos y la base del pene. También puede llegarle a esta zona, introduciendo un dedito por el ano de su pareja, si es que a él y a ustedes les agrada esta práctica. Usen lubricante y sean muy suaves cuando lo hagan. Luego presionen con el dedo en dirección al abdomen. Tengan cuidado de no ser bruscas o impacientes: sientan las reacciones de su pareja!
  • Con respecto a chupar, un lugar muy sensible es la cabeza del pene. La¬mer esa zona puede hacer maravillas.

Cómo hacerlo sin morir en el intento

Uno de los problemas que más frecuentemente exponen las mujeres, a la hora de practicar el sexo oral, es que se atragantan, que sienten arcadas.

  • Bueno, es muy importante chicas, que no crean que tienen que hacerlo como en las películas Triple X, en el que las mujeres se introducen el pene completo en sus bocas. Concéntrese con la boca y la lengua en la zona del glande; y que usen sus manitas para estimular con caricias y masajitos el tronco del pene.
  • El sexo oral no implica que deban introducir el pene en sus bocas y ponerla a disposición como si fuera una vagina. A quienes esto les moleste, recuerden que el sexo oral requiere exclusivamente de lamer y chupar. De hecho, la alternancia entre ambos tipos de contacto suele ser una buena idea.
  • Acerca de tragar el semen o no… Chicas, eso es cuestión de gusto y como más cómodas se sientan. A algunas les encanta, otras adoran que el semen salpique algunas zonas de sus cuerpos y hay quienes, simplemente prefieren utilizar el sexo oral como una parte de la previa, pero sin que el hombre llegue al clímax.
LEE TAMBIÉN  ¡Derrítelo de deseo!

Los No del sexo oral

  • Jamás estiren con violencia hacia abajo la piel que recubre al pene. Piensen que así como a ustedes les gusta que las acaricien y las traten suavemente, a ellos también, y más tratándose de una zona taaan sensible.
  • No se trata de apretar, sino de generar movimientos rítmicos que acompañan la excitación masculina.
  • Tampoco crean que acariciar el pene de un hombre significa hacer movimientos arriba y abajo a toda velocidad. Si los movimientos se intensifican, obviamente generarán que él eyacule. Por lo tanto, vayan graduando los movimientos y las velocidades.
  • Jamás muerdan, a menos que se lo pidan!
  • Pueden estimular el glande sin el prepucio, muchos sienten un increíble placer, pero si lo hacen con delicadeza y lubricación.
  • Y una advertencia: también se pueden contraer enfermedades de transmisión sexual a través del sexo oral. Así que aquí rigen las mismas reglas de cuidados que con la penetración vaginal. Usen preservativo!

Relacionados

La Pareja, como el buen vino, mejora con el tiempo Un estudio realizado por el famoso Instituto Kinsey (publicado por Archives of Sexual Behavior), nos revela datos muy asombrosos sobre la vida en pareja, derrumbando muchos de los mitos sobre la felic...
¡Las cinco mentiras más comunes de los hombres! ¿Quiénes que mienten más: los hombres o las mujeres? La respuesta: los hombres!!! Un estudio británico  reveló que ellos mienten unas tres veces por día, mientras que las mujeres, dos. Veamos entonce...
¿Es posible cambiar los malos hábitos de tu pareja... ¡Claro que sí! Pero nadie dijo que sea una tarea sencilla… Tienes que encontrar una manera de estimularla positivamente para que deje de hacer eso que tanto te molesta.   El primer cambio debes ha...

Send this to a friend