¿Sexo durante el embarazo? Por supuesto! Y con mucho placer!!!

Es muy común que la pareja sienta miedo de tener sexo durante el embarazo. Existen muchos temores y mitos que impiden que vivan esta etapa maravillosa con mucho disfrute y placer.

Pareja-embarazo-Version-1

Uno de los mitos más comunes es que el pene pueda tocar al feto y por consiguiente, lastimarlo. La realidad es que por muy profunda que sea la penetración el pene nunca va a tocarlo.  Durante los nueve meses de embarazo este se encuentra protegido dentro de la cavidad uterina y de la bolsa de aguas. Además, el canal cervical (que comunica el útero con la vagina) ahora está cerrado.
Si el embarazo no presenta ningún problema y no existe ningún tipo de contraindicación del médico, el sexo es considerado  seguro durante todas las etapas del mismo. Un embarazo normal es uno considerado de bajo riesgo en lo referente a sufrir posibles complicaciones, tales como: abortos espontáneos y trabajo de parto pre-término.
Aparte del temor por lastimar al bebé, también existen preocupaciones acerca de que el sexo pueda generarle malestar o dolor a la mamá. Aunque son muy comprensibles estos temores, existen muchas razones por las cuales el sexo durante el embarazo puede ser muy placentero!

Durante el embarazo se incrementa la lubricación vaginal y se engrosa la zona de los genitales; por lo cual es justamente durante esta etapa, en la cual muchas mujeres se vuelven orgásmicas o multiorgásmicas por primera vez en sus vidas.
No obstante, a medida que va creciendo la pancita, hay posiciones que se vuelven más incómodas para la futura mamá, y es necesario experimentar con otras.
Por ejemplo, la del misionero, con la mujer sobre su espalda, no es muy conveniente, especialmente después de haber pasado el cuarto mes de embarazo, ya que el peso del útero, más el hombre encima agregan más presión sobre la mayor parte de los vasos sanguíneos.

LEE TAMBIÉN  Dependencia emocional: ¿cuáles son las señales?

Aquí les vamos a dar un listadito de las posiciones más seguras:
La Mujer Arriba:
en esta posición la mujer se coloca encima del hombre. Ésta es una posición muy placentera ya que libera toda la presión de su abdomen y le permite mantener el control de la profundidad y de la fuerza de la penetración. ¡Además le brindará a su pareja una vista maravillosa!
Rodillas elevadas: esta posición se asemeja a la del misionero, con la diferencia de que la mujer eleva sus rodillas hasta su pecho, lo más que pueda. El hombre, de rodillas, la penetra, sin ejercer presión sobre el abdomen de la mujer, que también puede apoyar sus pies sobre el pecho de su pareja, para sentirse más cómoda.
Esta posición dejar de ser cómoda después del cuarto mes, ya que como mencionamos arriba, no es bueno que la mamá esté mucho tiempo recostada sobre su espalda.
Posición Lateral: en esta posición, el hombre y la mujer se recuestan de lado, mirándose frente a frente. De esta forma se evita cualquier peso adicional o presión sobre el abdomen. Es una posición muy íntima, ya que los dos pueden mirarse y besarse mientras hacen el amor.
Cucharita: es una de las mejores para experimentar durante las últimas etapas del embarazo. Los dos se colocan de lado, pero el hombre detrás de la mujer. Es muy cómoda para las mujeres embarazadas ya que libera a su vientre de cualquier presión o peso y le permite disfrutar de una penetración poco profunda. Algunas veces, una penetración muy profunda podría llegar a ser  dolorosa e incómoda cuando la mujer esté atravesando las últimas etapas del embarazo.
Perrito: ésta es una de las favoritas de las mujeres embarazadas, porque puede tener una penetración más profunda, mientras su vientre y su pecho están apoyados. La idea es que la mujer se ponga “en cuatro patas”, usando un almohadón para apoyarse. Como explicamos, en esta posición la penetración es bastante profunda, por la que el hombre debe asegurarse de que su pareja se siente a gusto y definir cuál es el grado de profundidad que le resulta cómodo a la mujer.

LEE TAMBIÉN  Siete historias de amor, ¿cuál es tu preferida?

Y para que sigan disfrutando de su sexualidad durante el embarazo les pasamos este datito extra: Al tener relaciones sexuales se produce la liberación de variadas sustancias como lo es la oxitocina, serotonina y endorfina, que cumplen con un papel clave al ser responsables de darnos sensación de bienestar y felicidad.
Durante el embarazo, estas hormonas que viajan por el torrente sanguíneo y pasan a través de la placenta, llegando al cerebro en desarrollo del futuro bebé. Es decir, que estas sensaciones de placer y bienestar que disfrutan durante la actividad sexual se las transmiten a su Bebé!!!
¿Maravilloso, verdad?

Relacionados

¿Se queda dormido después del Gran Ohhh? Te vuelve loca con llamados y mensajitos… Durante la cita, no hace más que tocarte, besarte… te desnuda con los ojos. Finalmente, llegan a la cama. Un sexo de esos que crean incendios… Un orgasmo expl...
Masajes eróticos… nuevas sensaciones! Los masajes son una gran experiencia erótica, pues se concentran en uno de los placeres más riiiiiiiiiicos que tenemos: las caricias! Generalmente, cuando pensamos en ellos, evocamos su función terap...
Mitos y verdades sobre el sexo maduro     La menopausia en la mujer y la andropausia en el hombre disminuyen el deseo sexua. Ph. Shutterstock Aquí nos encontramos con EL mito: el disfrute sexual está reservado para los...

Send this to a friend