Palabras de alto voltaje!

Cuando pensamos en hacer el amor, lo primero que nos viene a la cabeza son estímulos físicos: caricias, besos, posiciones, partes del cuerpo… Pero hay un estímulo que frecuentemente pasamos de largo: las palabras que usamos!
Los científicos han comprobado que escuchar palabras cargadas de alto voltaje erótico, estimulan la transmisión de dopamina, una hormona que juega un rol esencial en la excitación sexual. Esto significa que usando las palabras indicadas, podemos aumentar la intensidad emocional y física de la experiencia.
La proliferación de las “hot lines” prueba cuán cierto es esto y explica por qué muchos le piden a sus parejas que les digan “cosas sucias”.
A los hombres, estas palabras les salen un poco más fácilmente, pero a nosotras? Mmmm… A no ser que tú seas una estrella porno, que con toda naturalidad y erotismo puedes lanzar un “párteme en dos”, la realidad que es nos paralizamos cuando nuestra pareja, en medio de la pasión, nos pide que le digamos “cositas sucias”. Nuestra cabeza puede que se llene de pensamientos… tal vez por ahí nos bailotee alguna frase que podríamos decir… pero la realidad es que nos CONGELAMOS. Y entonces, de nuestra boca no sale ni una sola palabra… Es más, hasta podemos olvidarnos en qué asunto andábamos!

Dirty-Tal-1

Pero no es cuestión de entrar en pánico y privarnos del gran placer que puede darnos el erotismo verbal, sino de tomar cartas en el asunto y aprender a comunicarnos con “alto voltaje”. He aquí algunos consejos:

  • Jadeos y respiraciones agitadas primero: para iniciarnos en la conversación erótica, es mejor que comencemos por “sugerir” más que hablar. Unos ooohsss, ahhhhs sensuales y en el momento justo, pueden hacer que nuestra pareja explote, y nosotras aún nos mantendremos en una “zona de confort”.
  • El “cómo” vale más que el “qué”: en ocasiones, no es tanto lo que dices, sino cómo lo dices. “Alto voltaje” no quiere decir que tengas que ser procaz, soez o vulgar (a veces…). Puedes usar las mismas frases de siempre, con la diferencia de que le das un tono más sensual y haciendo énfasis en ciertas palabras. El clásico “qué te gustaría ahora” o el “qué rico cuando me tocas ahí”, suenan diferente si las acompañas de un jadeo y susurras las palabras clave.
  • Dile lo que le vas a hacer! es importante recordar que  las conversaciones de alto voltaje, no solo se dan durante el sexo: tómalo fuera de guardia y cuando menos lo espere,   le susurras al oído qué le vas a hacer y dónde, y dale el punto final a tu frase, con un besito húmedo en su oído. Esta clase de juego previo ciertamente lo estimulará, especialmente en las zonas que le has nombrado.
  • Describe tus sensaciones: focalízate en tus sensaciones y en la manera en que tu cuerpo se estremece, y luego descríbele todo eso a él. No es necesario que sobreactúes, simplemente relata lo que estás sintiendo. A los hombres les encanta saber cuánto le excitas!
  • Introduce ciertas “palabritas”: los hombres adoran que nombremos las partes de su cuerpo con palabras un poco más fuertes que las que nos brinda el diccionario ginecológico.  ¿Qué palabritas se te ocurren a ti?
  • Inspírate: el mayor problema de este tipo de conversaciones es pensar “qué le digo”. Si no se te ocurre nada, pues siempre es bueno buscar “fuentes de inspiración”. Libros eróticos, películas para adultos y las hotlines pueden ser “inspiradores” y regalarnos algunas frasecitas que podemos incorporar a nuestra conversación.
  • Practica: una vez que hayas escogido tus palabritas y frases clave, debes practicarlas cuando estés a solas. Dilas en voz alta una y otra vez, hasta que suenen como a ti te gusta y se te haga natural poder decirlas cuando estés con él. Las cosas que pueden sonar tontas o “raras” las primeras veces que las decimos, se vuelven normales y fáciles después de la quincuagésima repetición.
  • Inclúyelo: otra estrategia es que lo incluyas a él en la conversación: “¿Te gusta cuando me toco aquí?” “Dime cómo te gusta”.
  • Masajea su ego: elogiar las partes de su cuerpo que te gustan mucho, es un infalible “levanta ego y enciende pasiones”. Los hombres también son susceptibles a los halagos (no sólo nosotras) y un ego bien posicionado conduce a un sexo celestial!
  • Anúnciale tu orgasmo: tal vez, la mejor frase que puedes decirle es: “estoy llegando..!”. Eso los mata! Tan simple y tan poderoso. ¿Por qué? Porque disparas su ego hasta las nubes, haciéndole saber que ha logrado llevarte hasta el máximo éxtasis! Y  al anunciar la llegada de tu orgasmo amplificas las sensaciones y el placer para ambos. Además, dado que la mayoría de los hombres está listo para llegar al clímax antes que las mujeres, es una manera de darle permiso para que él libere el suyo! Definitivamente “estoy llegando!” es música para sus oídos.
LEE TAMBIÉN  ¡Recupera la privacidad con tu pareja!

Relacionados

¿Quién tiene más deseo en la pareja? A la hora del sexo, solemos decir que los hombres siempre están listos para dar batalla. ¿Es realmente así? ¿De dónde proviene esta creencia sobre la supremacía del deseo masculino? Veamos algunas ...
Dependencia emocional: ¿cuáles son las señales? Existen algunos síntomas que pueden ayudarnos a darnos cuenta si estamos en pareja con alguien codependiente o si somos nosotros quienes padecemos ese problema Los codependientes hacen de todo por...
Acuerdos previos: las bases para un proyecto común... Si te encuentras en pareja y están pensando en un proyecto común a largo plazo es fundamental que se sienten a conversar y se hagan todas las preguntas que crean importantes; desde si quieren tener hi...

Send this to a friend