¡Maternidad sexy!

Ser mamá es una de las cosas más importantes que pueden sucedernos como mujeres, pero no tenemos que olvidarnos justamente de eso: SOMOS SIEMPRE Y PRIMERO, ADEMÁS DE MADRES, MUJERES.

Maternidad-sexy

Para muchas mujeres a menudo es difícil integrar la maternidad al concepto erótico, tanto social como personalmente. Socialmente, para dar un ejemplo, cuando la actriz norteamericana Demi Moore posó la portada de Vanity Fair desnuda, deslumbrante con su panza de casi nueve meses, el revuelo se hizo sentir mundialmente. Muchas personas pensaron que se estaba insultando a la pureza maternal.

Han pasado 20 años, desde que Demi se atrevió a confrontar semejante tabú, pero aún existe el prejuicio social que mantiene la dicotomía, poniendo a la maternidad y a la pureza en un extremo; y al erotismo y lo impuro en el otro. Estoy convencida de que las mamás pueden ser y lucir súper sexys, y que el erotismo femenino y la maternidad pueden coexistir hermosamente en paz. Debemos integrar la sexualidad a cada etapa de nuestra vida. Si solamente nos definimos como madres estamos perdiendo algo de nuestra propia esencia.  Teniendo esto en mente, ¿cómo logramos que estas dos facetas coexistan? 

Sabemos que cuando tenemos niños los tiempos no son los mismos, la vida cotidiana es más complicada, el nivel de cansancio cambia drásticamente, a esto se le suman las responsabilidades laborales; todo esto deja menos tiempo para la pareja.  ¿Cómo lo resolvemos?  Me parece que lo más importante que hay que hacer es organizarnos.  Aunque de entrada parezca poco sexy, ¡es fundamental!  Creo mucho en la organización y en la espontaneidad planificada.  Esto quiere decir que sacaste un tiempito para estar con tu pareja, contratar a un/a niñerno/a, o pedirle a tu madre, padre, hermano, amigas, o quien fuera que te cuiden a tus niños un ratito.  Así te desapareces con tu marido por tres horas, sin interrupciones.  ¿Qué pasa con ese espacio?  ¡Completamente espontáneo!  La idea de la espontaneidad planificada no quiere decir que se planifique la actividad sexual.  Sólo se planifican los tiempos.  El resto, es absolutamente novedoso y sorprendente!

LEE TAMBIÉN  ¿Te animas al swinging?

Si recién te conviertes en madre, es bien importante que seas realista y te des el tiempo necesario para recuperarte.  Para muchas mujeres la maternidad es una experiencia muy fuerte, un shock total al estilo de vida que conocían hasta el momento.  No debes exigirte de golpe volver a ser la bomba sexual que eras hasta antes de ayer. Sí existe un lugar para darle prioridad a tu maternidad.  El hombre también tiene que vivir su experiencia de paternidad. Debe tener su protagonismo. Y ambos van a tener durante un tiempo sus roles de madre y padre como lo más importante. Está perfecto vivir esta etapa al máximo y disfrutarla cabalmente.  La cosa es sólo que no te quedes ahí, estancada en una sola de tus facetas, por el resto de tu vida. Lo mejor es que se respete este momento y en cuanto se normalice un poco el tema de los tiempos del bebé; volver a ocuparse de a poco de nosotras mismas y, por supuesto, de la pareja. Recuerda que la vida es un continuo movimiento y equilibrio.  Y la integración de todas tus facetas mantiene viva a la extraordinaria Diosa erótica que hay en ti.

Relacionados

Siete formas de atraer, ¡científicamente probadas!... ¿Qué es lo que realmente atrae a los hombres? ¿Qué podemos hacer para volvernos más seductoras y apetecibles? Muchas podemos apresurarnos y empezar a dar algunas respuestas sin pensarlo dos vec...
“Quiero ser soltera, pero contigo” ¿De qué se trata este ensayo de la escritora Isabelle Tessier que se ha viralizado en las redes sociales? Pues, de vivir cosas en pareja, pero aún así reservando un espacio para cada uno. Conserva...
Tips ardientes para una monogamia hot Estimular los sentidos, cambiar de escenarios y de velocidades son algunas de las cositas que puedes hacer para no caer en la rutina sexual Juguetear con la ropa puesta los retrotraerá a su adoles...

Send this to a friend