¿Hay evidencias físicas de la infidelidad?

La posible infidelidad de nuestras parejas nos preocupa y altera, y en algunos casos puede obsesionarnos tanto que creemos encontrar pruebas en todos lados, y estamos susceptibles a creer cualquier cosa ande circulando por ahí.
Entre los mitos que se pasan de boca en boca (¿quién sabe por qué?) están aquéllos que dicen que puedes constatar la infidelidad a través de indicios físicos. Veamos de qué se tratan.

Dedos-infieles

  • Las hormigas son un detector de semen: una creencia popular, bastante insólita por cierto, es que las hormigas se sienten atraídas por el semen. Así que muchos, desesperados por encontrar pruebas, exponen la ropa interior de sus parejas a estos insectos, para detectar fluidos seminales. No tenemos idea de cómo surgió este mito. Tal vez, obedezca a que entre los componentes del semen está la fructuosa, que es el azúcar que contienen las frutas y la miel.  Pero en el caso de que logres que las hormiguitas se sientan atraídas por las bragas de tu novia o los interiores sucios de tu esposo: ¿qué crees tú que estás comprobando? Podría ser que les cayó algún dulce o pedacito de chocolate; o que lo que las atraiga sean los  propios fluidos vaginales o seminales o los de tu pareja. Nada bueno sacarás de esto, sólo ser promotor y testigo de una escenita bastante desagradable y escatológica.
  • Los testículos desinflados significan que tuvo sexo antes: La realidad es que no existe ningún rasgo físico para determinar la infidelidad. La pesadez de sus testículos o que los veas más desinfladitos,  no podrá proveerte de ninguna clave. Hasta los cambios de temperatura en el ambiente, pueden producir cambios en el aspecto de los testículos.
  • La eyaculación escasa quiere decir que eyaculó previamente: Si bien es cierto que la cantidad de semen tiende a disminuir cuando el hombre ha eyaculado recientemente, o lo hace de manera frecuente, su eyaculación pudo ser proveniente de una práctica masturbatoria, y no de una relación en pareja.  Además, las eyaculaciones recientes o frecuentes no son los únicos factores que aportan a la disminución en volumen de semen.  Un hombre podría presentar esta carencia de volumen por el simple hecho de estar deshidratado.
LEE TAMBIÉN  Todo es excitante durante los primeros 100 días de relación, ¿y luego?

Es tanta la obsesión que muchos tienen por corroborar sus sospechas, que hace algunos años salió al mercado un Kit de Detector de semen.
El producto funciona de manera similar a los que usan los técnicos forenses. Se utiliza de la siguiente manera: se moja la ropa interior del hombre o la mujer que creen infiel. Este detector trae unos papelitos con unos reactivos que cambian de color ante la presencia del semen, cuando se aplican sobre la ropa húmeda.
Pero este detector es cero recomendable, porque puede dar lugar a muchos equívocos: en primer lugar, podrías estar detectando tu propio semen o semen que sea producto de una masturbación.
Además, no funciona en caso de que “los infieles” utilicen condones.
Antes de andar obsesionados rastreando a nuestras parejas, es mejor que aceptemos que la gran mayoría de las infidelidades tiene muy poco que ver directamente con sexo, y mucho más que ver con la búsqueda de atención, admiración, y/o cercanía emocional que se ha ido perdiendo con la pareja. Es mucho más sano y recomendable que hablen honestamente con sus parejas, que enloquecerse buscando rastros de infidelidad o que malgasten unos 50 dólares, que es lo que cuesta el detector de semen,  ¿no les parece?

Relacionados

¿La distancia favorece a la pareja? Para todos aquellos que están en una relación a larga distancia la buena noticia es que tienen altas chances de que sea exitosa. Aquí les contamos cómo lograrlo. Gracias a la tecnología las relaci...
¡Qué mal la estoy pasando! La pasan genial juntos, pero en la cama hay mucho, muchísimo que perfeccionar. La comunicación es la clave dentro y fuera de la habitación para mejorar y empezar a disfrutar también en la intimidad. ...
Siete pecados femeninos en la cama ¿Hay pecado “malo” a la hora del sexo? Pues sí! Hasta las que creemos ser las “diablillas” más atrevidas en la cama, podemos cometer los pecados más básicos en la intimidad; y como resultado “apagar” ...

Send this to a friend