Tips infalibles para un rostro siempre radiante

¿Sabías que la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo? Por este motivo es también el más visible. La piel representa nuestro contacto con el mundo y su cuidado es importante tanto por motivos de belleza como de salud.

Alessandra siempre nos dice que la piel se encuentra cubierta de terminaciones nerviosas que responden muy bien a las caricias, masajes, texturas, temperaturas y sobre todo ¡a los besos!

¿Cómo podemos lograr una piel más saludable y reluciente? Aquí te ofrecemos una serie de tips sencillos para lograr paso a paso un cutis reluciente e impecable. Recuerda que el secreto está en la disciplina del día a día.

    1. Limpieza nocturna: por la noche la piel necesita respirar y la clave es limpiar el rostro para remover la suciedad, las bacterias, las células viejas y los restos de maquillaje. La higiene facilita la oxigenación al liberar los poros de cualquier tipo de obstrucción. Luego de emplear la crema o gel de limpieza es recomendable enjuagar el rostro con agua tibia, recurrir al tónico facial apropiado para tu tipo de piel y finalizar el ritual con la aplicación de una loción o crema humectante.
    2. Limpieza y humectación diurna: Al iniciar el día también es necesario volver a limpiar la piel para barrer las toxinas nocturnas. Luego de lavar con agua, vamos a aplicar una crema humectante o loción nutritiva en toda la cara, el cuello y escote. Así, prevenimos las marcas de expresión y mantenemos el rostro suave y luminoso.

spa_facial_web_xbw011

  1. Protector solar: Antes de salir es recomendable aplicar protector solar para evitar las manchas y el envejecimiento prematuro de la piel. Los expertos recomiendan elegir factores de protección altos: de 30 para arriba.
  2. Combatir granitos y acné: El mejor secreto es higienizarse con agua y jabón neutro para luego aplicar unas gotas de Tea Tree Oil (Aceite de Árbol de Té o Melaleuca alternifolia) en las zonas afectadas. Esta mágica poción utilizada por las poblaciones nativas de Australia es un compuesto de extractos naturales que no sólo combate el acné y los puntos negros sino que además posee múltiples propiedades: antiséptico, antibacteriano, antifúngico, antibiótico y cicatrizante. Su aroma es fresco y además puede usarse para combatir la halitosis.
  3. Exfoliación: El objetivo es limpiar los poros en profundidad y remover las células muertas para recobrar el brillo y la suavidad de la piel. La limpieza favorece la absorción de los nutrientes de los productos que luego vayas a aplicarte (cremas, lociones, mascarillas). La frecuencia ideal es de una vez por semana para no dañar los tejidos o provocar irritación. La exfoliación debe ser gentil y llegar hasta las zonas de cuello y escote excluyendo los contornos de labios y ojos. El producto exfoliante debe esparcirse con movimientos circulares por unos 5 minutos usando las yemas de los dedos. Luego, enjuaga con abundante agua fría y seca con golpecitos de toalla. Aplica una loción tonificante y un humectante de rostro. Ponerse al sol inmediatamente después de una exfoliación no es una buena idea porque puede irritar tu piel aunque sí puedes recurrir al uso de un autobronceante, el mejor aliado para recuperar el tono deseado.
  4. Ojeras: Para aliviar el contorno de ojos podemos recurrir a las compresas de té de manzanilla que suelen ser muy eficaces para descongestionar la zona. También hay productos cosméticos que ofrecen muy buenos resultados como aquellos que incluyen vitamina K, caléndula, retinol o árnica. Recuerda que el buen descanso, una dieta baja en sodio y la colocación de paños fríos en la región inflamada son las claves para combatir las ojeras y la hinchazón.
  5. Alimentación: Si soñamos con una piel luminosa y tensa podemos lograrlo en la medida en que nos hidratemos. Beber agua es fundamental.
LEE TAMBIÉN  Bolsos con forma de vulva, la última tendencia

2006-02-13_Drop-impact

En cuanto a la alimentación, recuerda que cuantos más vegetales, frutas, cereales y semillas ingieras más sana estarás por dentro y por fuera. ¡Sí, la comida puede embellecernos ya que nos aporta nutrientes esenciales que de otro modo no podemos incorporar!

Los pescados ricos en omega 3 (salmón, atún, trucha) y las semillas de chía favorecen una piel más suave y humectada.

Los cítricos y los ajíes colorados poseen buenas cantidades de vitamina C, un poderoso antioxidante también presente en los frutos rojos, el té verde y las semillas de lino.

El aporte de vitamina A proveniente de las verduras de hoja verde, los tomates y las semillas de calabaza y de sésamo actúan como barreras que nos protegen de los rayos UV.

796px-Colorful_Red_and_Yellow_Tomatoes_2816px

¿Estás lista para mimarte? No dudes en contarnos qué tal te fue con este plan de recuperación integral.

Relacionados

El calzado deportivo toma las calles Es cómodo, más accesible que los tacones y las botas, hay modelos para verano como para invierno.  No te pierdas esta selección de los mejores looks y tips para llevarlo del día a la noche.   Si bi...
¿Tienes una cita? Saca a relucir tu mejor faceta Las agujas del reloj marcan que se acerca la primera cita con esa persona especial. Cómo vestir, qué maquillaje usar o cómo llevar el cabello son las primeras preguntas que suelen activarse en la ment...
Bolsos con forma de vulva, la última tendencia Una joven diseñadora de moda estadounidense creó una línea de accesorios que se llama Pussy Pouch y se inspira en la vagina Todo comenzó una mañana en la que la diseñadora estadounidense Rachel Fei...

Send this to a friend